SEGURIDAD
SIN AGUA
  •  

    La utilización de refrigerantes ‘electrónicamente compatibles’ evita que en el remoto caso de que haya una fuga de refrigerante los equipos electrónicos que están en el rack no sean inutilizados. Por lo tanto, no se necesita protección contra las fugas de los sistemas de agua fría.

MODULAR Y ESCALABLE
  •  

    El sistema se puede expandir añadiendo Unidades Interiores

    y Exteriores en función del aumento de los requerimientos. El consumo energetico es casi proporcional a la energía a refrigerar en todo momento.

FÁCIL
MANTENIMIENTO
  •  

    La mayor parte de los componentes del sistema se pueden reemplazar "en caliente" mientras el sistema está funcionando.

REDUNDANCIA
  •  

    Hay muchas maneras de asegurar la redundancia de los sistemas tales como doble batería en las Unidades Interiores, doble circuito de refrigeración, etc. Además, en el caso de que una Unidad Interior deje de funcionar, las unidades vecinas refrigeran la parte de calor de la unidad que no funciona.

IDEAL PARA RE-POTENCIAR Y ACTUALIZAR CPD
  •  

    El sistema es ideal para eliminar los ‘puntos calientes’ en la sala, simplemente colocando alguna Unidad Interior en los equipos que los generan. De esta manera un rack de alta densidad no va a perturbar el conjunto del CPD, obligando a incrementar el gasto  energético por una modificación en las consignas de temperatura de toda la sala.

    Se puede incrementar la Capacidad de Refrigeración sin necesidad de realizar una gran reforma de CPD. Puede funcionar a la vez que los sistemas tradicionales. En ese caso, se pueden instalar las Unidades Interiores en los racks de alta densidad, manteniendo el resto de la sala con los sistemas ya existentes trabajando sin apenas interferencia.